Recherche avancéeRecherche tout champNouvelle recherche Page d'accueil  

   
Titre :
Compositeur(s) et-ou auteur(s) :
Interprète(s) :
Genre :
Année d'enregistrement :
Instruments :
Marque de fabrique, label :
Format :
   
Retour au tableau des résultats

1126 résultats trouvés

Précédent 1 51 101 151 201 251 301 351 401 451 501 551 601 651 701 751 801 851 900 901 951 1001 1051 1101 1126 Suite droite

 
Titre :Programa presidencial del General Don Félix Diaz - Primera Parte
Compositeur(s) et-ou auteur(s) :Diaz Velasco, Felix
Interprète(s) :Diaz, Felix
Fichier audio :
Photo(s) :
PhotoPhoto
PhotoPhoto
Photo
Support d'enregistrement :Disque
Format :25 cm aiguille (enregistrement acoustique)
Lieu d'enregistrement :Mexico, Mexique
Marque de fabrique, label :Columbia
Numéro de double-face :C2453 (13956)
Numéro de catalogue :13956
Numéro de matrice :13956-1
Date de l'enregistrement :1913
Instruments :discours politique
Vitesse (tours/minute) :78
Matériel employé au transfert :Stanton 150, pointe 2,5ET sur Shure, Elberg MD12 : courbe flat, Cedar duo declickle, dehiss
Date du transfert :30-06-2024
Commentaires :Texte du contenu ci-dessous. La candidature du général Felix Diaz n'a pas pu empêcher l'accession abusive au pouvoir du général Victoriano Huerta, dans le contexte de la révolution mexicaine. Noter la signature de Felix Diaz sous l'étiquette du disque (photos 3 et 4). Source du journal El imparcial (photos 5 et 6): Biblioteca y Hemeroteca Nacional Digital de México.
Texte du contenu :Programa de gobierno del señor general Don Félix Diaz, candidato por la presidencia de la República mexicana, pronunciado personalmente por él.

México, 7 de abril de 1913.

Señores Miembros de la Junta Directiva del "Club Central del Partido Nacional Felixista." Ciudad. Señores mios y amigos: Muy agradecido por los conceptos contenidos en su atenta de 28 del pasado, la contesto, expresando las ideas que informarán mi actividad politica y administrativa, en el caso de ser favorecido por el voto de mis conciudadanos, para ocupar la Primera Magistratura de la República.
Mis convicciones han quedado reveladas por mi conducta desde el momento en que intervine en el actual estado de cosas; y fué así como procuré, de acuerdo con el hoy Presidente interino de la República, la creación del Ministerio de Agricultura, para resolver francamente una cuestión, que, como la agrícola, constituye, a mi modo de ver, base firme para procurar la consohidación de nuestra existencia nacional, la felicidad de nuestro pueblo y hasta el aseguramiento de nuestra integridad. Así es también como he procurado, dentro de mis convicciones liberales, profundamente arraigadas, hacer sentir que no puedo aceptar los radicalismos, que transforman la teoría liberal, por esencia tolerante, en arma de oposición sistemática contra determinado credo religioso. Juzgo, por el contrario, que es tiempo de que se apaguen los ecos de aquellas luchas, elevándonos a la altura de las naciones más cultas, en las que las religiones se desenvuelven, respetuosas y respetadas, haciendo desaparecer toda desigualdad, pero manteniéndolas en la obediencia más estricta a nuestras leyes fundamentales.
En sintesis y traduciendo el fundamento de las actividades revolucionarias en que intervine, de la solucién que procuró, por mi parte, al problema politico que se presentó al caer el Gobiemo derrocado, y de las aspiraciones que me impulsan, he aquí lo que anhelo para mi país:
I.-Implantar enérgicamente, antes que todo, y por encima de todo, el orden, la paz pública, base indispensable de nuestra prosperidad nacional.
II.-Establecer la efectividad de la justicia, ya que ésta es la única que puede asegurar la paz definitiva, convirtiéndoia en orgánica, como natural producto del respeto à cada derecho y del cumplimiento de cada deber.
III.-Propagar la instrucción péblica en todo el territorio, especialmente la rudimentaria, a fin de elevar el nivel intelectual y moral de nuestro pueblo.
IV.-Velar porque los Poderes de la Unión funcionen de modo que den la mayor garantia a la sociedad y de manera de realizar su independencia y armonfa.
V.-Facilitar el desarrollo de las Entidades Federativas de todo cuanto nos haga avanzar hacia la efectividad de nuestro régimen constitucional.
VI.-Llegar a la organización de la defensa nacional en su ms amplio y noble sentido, democratizando al pais, a la vez que fortaleciéndolo, mediante un adecuado y prudente régimen, que haga de cada soldado un ciudadano y de cada ciudadano un soldado.

[Segunda Parte]

VII.-Evitar, infundiendo una vigorosa moralidad en todos los ramos gubemativos, que en forma alguna se cofundan las actividades politicas de los funcionarios con sus intereses personales.
VIII.-Que la politica financiera se maneje con tanta habilidad como pureza y sin perder de vista su influencia sobre nuestra independencia nacional.
IX.-Que la opinién péblica se traduzca siempre en las esferas gubernativas, sea por la renovacién, altenabilidad y responsabilidad de los funcionarios, sea por otro conjunto de
medidas prudentes.
X.- La formacién de la virtud y de la capacidad civicas, que se logran despertando el interés econémico y la conciencia de la propia personalidad de cada individuo, o sea resolviendo los problemas del trabajo, el agrario y el educativo.
XI.-Resolver la cuestión agraria por medios adecuados y prudentes, pero siempre dentro del respeto más absoluto a la propiedad legitimamente adquirida.
XII.-En consonancia con el problema agrario, y como un medio indispensable en su resolución, multiplicar las vias generales de comunicacién, para que pueda desarrollarse y
circular rápidamente toda la riqueza del país.
XIII.-Que los problemas de raza se resuelvan con un amplio espiritu de protección y de humanitarismo.
XIV.-Alcanzar que México esté a la altura de su papel en la América Latina, en plena concordia con todas las naciones del mundo.
Consecuencia de la práctica de los principios anteriores, será, sin duda, que el Gobierno no sea, como no debe ser, el representante exclusivo de circulo o partido alguno, de tradición ni de intérés personal de ningún género, sino un centro de cohesión eminentemente nacional y un constante ponderador de toda fuerza social licita desarrollada en el seno de la Patria.
Tales son, en breve exposición, los propósitos que me animan, algunos de los cuales coinciden con los sostenidos por nuestros diversos partidos politicos, entre otros, por el Partido Republicano, formado al calor de la candidatura del extinto Sr. Gral. D. Bernardo Reyes para la Presidencia de la Repblica, lo que era de esperarse, no sólo porque ese programa, por su carácter préciso, atrajo más simpatiías y la adhesión de un gran número de mis conciudadanos, sino también porque, deseando hacer obra de concordia y de paz, debo fijar, como lineas generales de mi conducta politica, todo lo noble y todo lo bueno, pertenezca al partido que perteneciere, con la esperanza de que en el amplio programa por mi trazado, estén comprendidas, sin odiosos exclusivismos ni injustas preferencias, las aspiraciones de todos los que, en diversos grupos politicos, han luchado sin tregua por elevados ideales, que, de realizarse algún día, traerán, como seguro resultado, el equilibrio de nuestras fuerzas vivas y el verdadero progreso y bienestar de nuestro pueblo.
Para concluir, expreso mi firme convicción de que sólo en términos generales, como los expuestos, debe un político honrado manifestar sus aspiraciones, porque hacer promesas a la Nación sobre el modo de realizarlas, o sea, formular un programa de Gobierno, dependiendo éste, como debe depender, de tanta contingencia, es imposible hacerlo, y por eso, yo, que soy un decidido creyente de que la verdad es la mejor de las politicas, con ella quiero hablar y he hablado à la República.


Montrer l'autre transfert audio du même document, ou montrer la face associée

Permalien : http://www.phonobase.org/16580.html

  Recherche avancéeRecherche tout champNouvelle recherche Page d'accueil